El valenciano que ‘El contable’ convirtió en mafioso: Warner Bros tendrá que indemnizarlo con 25.000 euros

0
674
Un fotograma de El contable.

El protagonista de esta historia de la que a continuación vamos a hablar estaba un buen día tranquilamente disfrutando de una película cuando algo le sobresaltó. De repente vio su imagen en la parte superior de un grupo de fotografías de la familia Gambino, una de las cinco familias mafiosas que controlan las actividades del crimen organizado en la ciudad de Nueva York. Se trata de una escena de apenas unos segundos que pertenece a El contable, la película protagonizada por Ben Afleck y Anna Kendrick, y que precisamente el pasado 28 de noviembre Antena 3 emitió en su prime time.

En su denuncia el empresario valenciano alegó que con ello se había visto afectada su honorabilidad e imagen profesional y aseguró que nunca había consentido el uso de su imagen para esa película. Aludió, además, daños morales, por los que reclamaba una indemnización de 250.000 euros en base a los ingresos obtenidos por Warner Bros con la película. Y ahora, un juzgado de Primera Instancia de Valencia le ha dado la razón, condenando a Warner Bros Entertainmet España y a Warner Bros Pictures a indemnizar al afectado con 25.000 euros.

El grupo audiovisual argumentó, en su momento, que la imagen del hombre se la proporcionó el FBI. Se trataba de una imagen incluida en una orden de búsqueda emitida en el año 2004 como consecuencia de la imputación del demandante de la presunta comisión de un delito de estafa informática. Además, Warner alegó que la fotografía carecía de relevancia dentro de la película. Algo que el juez no aceptó, puesto que tras estudiar los hechos, dio por probada la aparición de la imagen sin ningún tipo de consentimiento, ni expreso ni tácito, y recoge que se ve durante un segundo aproximadamente en un cuadro o panel de fotografías en blanco y negro bajo el rótulo ‘suspected gambino family associates’.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí