Otro nuevo juguete roto: irreconocible y con serios problemas de adicciones y de salud

0
354

La historia se repite y parece no tener fin. Supuestas estrellas televisivas con su periodo de gloria en la pequeña pantalla que dejan de aparecer en los hogares españoles y se sumen en los más horribles pozos.

La última a la que le ha sucedido es a Miriam Sánchez, que hace solo unos años estaba hasta en la sopa. Había sido actriz porno bajo el nombre de Lucía Lapiedra y fue pareja del periodista deportivo Pipi Estrada, con quien tiene un hijo en común. Y aparecía en muchos de los programas de Telecinco, hasta que dejó de hacerlo.

Hace un mes aparecía con un cambio físico que la convertía en irreconocible y este sábado estuvo en Sálvame Deluxe para contar su particular infierno.

“Estoy viva por mi genética. Otra persona con otra genética se hubiera ido. Tuve un par de sustos porque hice dos tonterías; me daba todo igual. Combiné altas cantidades de alcohol y seis orfidales”, admitió Miriam en Telecinco. También reconoció que “he sido adicta a la cocaína durante 8 años. He estado a punto de hacer muchas tonterías”, confesó emocionada.

“Mi expareja (el bailarín Cristo Vivancos) me obligaba a hacer ayunos de tres días. Me quería ver muy delgada y no me dejaba comer. Cuando quise terminar con él me daba atracones de comida y lo vomitaba, porque sé que no le gustaba, por eso caí en la bulimia”.

Además, Miriam Sánchez, de 38 años, reconoció que llevaba 25 sin tener en contacto con su madre y también pidió ayuda en este sentido. “Si alguien conoce a mi madre me gustaría que le dijese que se intentase acercar. No termino de dar el paso porque me da miedo el rechazo, estoy muy sensible”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí