“Special”: El final de una serie que creó grandes polémicas

0
970

Un hombre gay con parálisis cerebral leve que narra sus experiencias personales. Esta es la premisa de una particular serie de comedia que se estrenó en 2019 y que ahora regresa con un bloque de capítulos que la cierra.

Special es una forma muy certera, intimista y dramática, aunque enfocada en un ambiente fresco y lleno de humor, sobre las vivencias de Ryan Hayer (Ryan O´Connel) un hombre homosexual que un día fue atropellado en la calle, lo que lo llevó a tener una conmoción cerebral que terminó en parálisis leve. Ryan O´Connell de forma real entra con el tiempo a trabajar en una revista en la ciudad de Nueva York, donde le incomodaba tener que dar explicaciones sobre lo que era la parálisis cerebral y cómo llegó a esa oficina, por lo que únicamente se limitaba a decir que había sido atropellado.

Ryan un día decidió escribir sus memorias y en ellas estaba esa experiencia del arrollamiento y lo que en él ese suceso desencadenó. Estos escritos fueron leídos por el actor Jim Parsons, quien le propuso llevar sus experiencias a la pantalla. Fue así como nació la idea de la serie, que ya estrenó en 2029 su primera temporada (de dos) logrando un rotundo éxito desde su primer episodio.

La serie toma diferentes matices y tópicos importantes. Por un lado su creador pretende demostrar cómo es la vida de una persona con una condición física, que a su vez tiene que sobrevivir en una ciudad donde la perfección física es uno de sus principales ingredientes. O´Connell refleja en sus diálogos como es el mundo que le toca vivir a una persona con una limitación dentro del mundo homosexual al que cataloga como superficial y sin muchos cambios emotivos.

La historia se narra desde un punto de vista intimista y muy personal. En algunos momentos parece un diario que cuenta experiencias y vivencias en torno a Ryan y los amigos que logra hacer. También describe cómo es su relación con su madre y la descripción precisa de cómo son los medios informativos que se parcializan o tienen aspectos sesgados de la forma que cuentan sus historias y desde sus puntos de vista cerrados, cuestionando con ello la ética profesional de muchos periodistas. Un aspecto resaltante es la capacidad de Ryan de continuar su vida con toda la sencillez y sinceridad posible en un mundo donde su limitación y su condición homosexual pueden ser un problema.

Ryan expone sus propios valores, éticas, y sobre todo un mundo personal que no es diferente ni tampoco cuestionable. Sus ideas no van en favor de luchas de géneros y diversidades, sino que pretende mostrar cómo es su esencia, su pensamiento, sus deseos, sueños, virtudes y defectos.

La serie, a pesar de no contar con un presupuesto elevado, ha logrado llamar la atención de la audiencia y la crítica, que la han catalogado como fresca, divertida y reflexiva. Para ellos la serie no sale del común denominador enfocado en temas de diversidad sexual, pero llama la atención que es un punto de vista diferente desde la perspectiva de un protagonista-autor que tiene mucho que decir en un mundo donde los valores y las condiciones de ese tipo están en muchas telas de juicio. Es solo un punto de vista, no es concluyente, ni busca argumentos rebuscados para justificar nada. Solo es una experiencia más desde el interior de un ser que solo quiere ser un mundo para vivir con sus matices, sus nortes y sus vivencias.

La serie es dirigida por Anna Dokoza y tiene en su elenco al mismo Ryan O’Connell como Ryan Hayes, Jessica Hecht ,Marla Mindelle, Punam Patel, Patrick Fabian y Augustus Prew, entre otros. La segunda temporada ya la tiene Netflix en su parrilla.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí