Robbie Williams confiesa padecer una adicción insana y no es la que te estás imaginando

0
454

¿Te imaginas que uno de los cantantes más famosos de las últimas décadas, con gran actividad en redes sociales, no tenga un smartphone de última generación? Pues sí, este era el caso de Robbie Williams hasta hace bien poquito.

El autor de canciones como Let me entertain you ha confesado no haber tenido un móvil con internet en 14 años. Ahora ha cerrado el ciclo para sucumbir a los encantos de la tecnología. Williams ya posee su propio teléfono móvil y parece que le ha gustado más de la cuenta.

Es de entender que después de tanto tiempo, la curiosidad pueda con uno y esto conlleve a tirarse horas y horas investigando las múltiples opciones del nuevo aparato. Pero también hay que saber frenar para que no se convierta en una adicción. Justo lo que le ha pasado al cantante, según su esposa Ayda Field.

En una reciente entrevista para el periódico The Sun, el británico ha sacado a relucir la conversación que mantuvo con su mujer, poniendo a los lectores en antecedentes: “Ahora tengo un smartphone, porque no tuve uno durante mucho tiempo“, comienza diciendo antes de reconocer su nueva dependencia.

“Anoche mi esposa dijo: ‘Estás demasiado con tu teléfono‘ y tiene razón. Entonces ahora tengo que colgar mi teléfono, aunque lo estoy usando ahora, y luego tengo que descubrir a qué voy a ser adicto, mi nueva adicción, siempre y cuando no sean pastillas o alcohol o polvos, no me importa. Tiene que haber algo. Apago un fuego y aparece otro”, reveló en tono de broma.

View this post on Instagram

#tb #2019 photo shoot fun x

A post shared by Robbie Williams (@robbiewilliams) on

Posiblemente, la decisión de adquirir un móvil después de casi una década esté vinculada a la pandemia del coronavirus y al hecho de estar alejado de sus seres queridos. Hecho que confiesa que le ha generado una gran ansiedad.

“Mi proceso de pensamiento en ese momento era ‘no puedo ver a mis hijos, no puedo ver a mi esposa. Es apocalíptico. Y luego la mierda golpeó el ventilador. ¿Qué pasa si el ventilador se hace más grande? ¿Y si la mierda se hace más grande y no puedo estar con mi gente? Y en esos momentos, el ataque psíquico que proviene de los medios y de las noticias, además de que no podía llegar a vosotros, realmente alimentó mi ansiedad y sentí que estaba comenzando a tener los síntomas”, explicaba.

Comencé a sentir que tenía los síntomas del coronavirus. Y empecé a entrar en pánico y a preocuparme y, en momentos de pánico y preocupación severos, es como si se tratara de un vaso de emergencia. Cuando rompo el cristal, me pongo de rodillas y rezo… Así que me senté y recé. Cuando me senté, me puse de rodillas y recé, escuché ‘permanecer en el amor’ y pensé qué significa el amor para mí. Y pensé en mi esposa y en la forma en que me mira”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí