Perdidos en el espacio: La nostalgia se hace presente en una nueva versión que anuncia su tercera y última temporada

0
642

Para las generaciones de los 60, los 70 y parte de los 80, es inevitable no esbozar una sonrisa cuando se escucha o se lee en algún medio: «Perdidos en el espacio». Y es que esta singular serie, una de las más famosas de las décadas pasadas, ha quedado en el recuerdo de muchas personas en el mundo, no solo por su originalidad, su trama y su producción, sino por las excelentes e inolvidables actuaciones que marcaron una época de la televisión del mundo, donde el cine 3D, el 4K o el streaming todavía estaban muy lejos de aparecer.

Perdidos en el espacio es una serie creada en 1965 por Irwin Allen (importante productor norteamericano de ciencia ficción) cuando aun la TV era en blanco y negro. Su éxito fue tan notable que ha tenido una versión cinematográfica y documentales sobre su producción. Ahora vuelve a la palestra pública en una propuesta de Netflix, que intentará superar el éxito de su versión original.

Esta saga narra la historia de una familia, Los Robinson, que viajan al espacio en un proyecto científico para colonizar un nuevo planeta en Alfa Centauri. La nave donde viajan sufre un accidente producto de un ataque ejecutado por un robot extraterrestre y la familia aterriza en un planeta habitable. Desde allí, deberá luchar con extraños seres del espacio y buscar la manera de regresar a la nave. Todo enmarcado en una atmósfera espacial, donde la aventura, los peligros y la sobrevivencia cobran significativa relevancia.

Uno de los aspectos más resaltantes de Perdidos en el espacio (versión de los 60) era la impecable y magnífica actuación del inolvidable Jonathan Harris, quien en su papel de Zachary Smith logró darle a la serie una de las bases fundamentales de la historia. Smith era un villano inusual, que terminó dejando más simpatía que rechazo por su forma insólita, cómica, cobarde y manipuladora, principalmente por su influencia contra el menor de los Robinson (Bill) y motor principal de los problemas que la familia debe enfrentar.

En esta nueva versión, el personaje del Dr. Smith es interpretado por una mujer, Parker Posey, lo cual ha causado extrañeza y expectativa, pero también interés por parte del público adulto que aún guarda a sus personajes con nostalgia por las series de tiempos pasados.

Perdidos en el espacio, en su nueva versión, busca dar a conocer a las nuevas generaciones una historia nueva, con base a un suceso televisivo de los 60, sin pretender ser una copia de la original, por lo que la serie ha cambiado importantes aspectos, como el sexo, ocupación y actitud de algunos personales, las situaciones y trama y obviamente la producción.

Si algo es peculiar en la memoria de aquellos adolescentes (hoy adultos) que disfrutaron de la primera versión de esta serie, es recordar a, tal vez, los tres personajes más importantes, divertidos, característicos y por supuesto motores importantes de la trama: Bill, el Dr. Smith y por supuesto el robot de la familia. Hoy, en esta nueva versión para las plataformas streaming, muchos se preguntan cómo serán interpretados estos importantes personajes.

Esta versión para Netflix ha acaparado la atención de sus seguidores, y de hecho ya la plataforma ha anunciado la tercera y última temporada. Sus efectos especiales, su producción y su dirección han resultado en un producto de alta factura y de sobresaliente interés, por lo que para la crítica es un acierto de la plataforma e importante para la aceptación de las nuevas generaciones.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí