#OpiniónCinéfila: Wonder Woman 1984, una total decepción

0
1462

Patty Jenkins regresa como directora, productora y guionista de la secuela de aquella extraordinaria película que fue Wonder Woman del 2017. Una primera parte coherente, interesante y, sobre todo, digna del personaje. Para esta continuación, esos adjetivos quedan descartados porque son totalmente opuestos a lo que se vio en 1984, pero de eso lo hablaremos a continuación. 

Sinopsis

En 1984, durante la Guerra Fría, Diana Prince entra en conflicto con dos formidables enemigos: el hombre de negocios de medios de comunicación Maxwell Lord y su amiga convertida en enemiga Bárbara Ann Minerva, mientras se reencuentra con su interés amoroso Steve Trevor.

Guión

Comencemos por lo básico. 1984 está lleno de huecos argumentales, fallos en el guión y una completa fantasía alejada de los ‘estándares’ que se había logrado en el cine de superhéroes. Si bien es cierto que los universos de Marvel y DC tienen a ser opuestos, hay algo que los conecta y esa es la ficticia realidad que lograron impregnar en sus trabajos recientes. Atrás había quedado el cine de superhéroes fantásticos como el Superman de Christopher Reeve o la misma serie de Wonder Woman de Lynda Carter, en donde las resoluciones de los conflictos llegaban por arte de magia y que, con solo volar en contra del eje de rotación de la tierra, se podía regresar el tiempo. Eso es básicamente lo que ofrece 1984, una completa fantasía que entretiene, pero se sale de la caja por completo.  

Es por ello que este guión es como es, cargado de temáticas actuales en un contexto totalmente descartable. 

Personajes

Quiero comenzar por lo mejor de la película, y en este caso no es Gal Gadot. Lo mejor de este largometraje es el personaje ‘Maxwell Lord’ interpretado por Pedro Pascal. Es el personaje que mejor arco argumental tiene, mejor actuado está y sin duda el más carismático. 

Seguido a él es donde entra Gal Gadot, hermosa como siempre pero que su desempeño en esta secuela no aporta nada al personaje más allá del poder de amor y la verdad. En realidad, se siente como que no tiene alma esta interpretación, que se hizo por hacerla.

La otra villana de la película es ‘Kristen Wiig’, quien interpreta a Bárbara Ann Minerva, la famosa ‘Cheetah’ de los comics. Un personaje que tiene el origen más básico y repetido de toda la historia y que, además, desaprovechan por completo. 

Y ni hablemos del regreso de Chris Pine como ‘Steve Trevor’, porque también se siente como una total pérdida de tiempo. 

Conclusión

Me salto el apartado de ‘Mención honorífica’ porque realmente esta película no tiene algo tan impactante que destaque. En general, la película es entretenida pero siento que no forma parte del desarrollo actual del cine de superhéroes. Creo que Patty Jenkins quiso hacer un homenaje a ese cine que tanto nos cautivó en los 80´s y 90´s pero quizás no fue la forma. 

Está llena de fantasía, magia y con un mensaje bastante simple y cargado de romanticismo que raya en lo ridículo. A diferencia de la primera parte, que era una película más madura y que reivindicaba a un personaje ‘sexualizado’ por tantos años en los cómics. 

Esperemos la tercera parte, ya confirmada, para ver cómo se puede arreglar esta total decepción que resultó ser 1984 y lo que considero un fracaso para Warner y HBO Max.

Una crítica de C. Revilla.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí