#OpiniónCinéfila: Minari, la nueva apuesta del cine surcoreano

0
419

Continuamos con la reseña de las películas nominadas a Mejor Película para los Premios Óscar 2021. En este caso, hablaremos de la que denominan la Parásitos del 2021. Una película rodada en Estados Unidos pero hablada, en gran parte, en el idioma coreano. Por supuesto nos referimos a Minari.

Sinopsis

En la década de 1980, durante la presidencia de Reagan, una familia de emigrantes surcoreanos en EE.UU. decide instalarse en Arkansas, tras abandonar California. Trabajan sexando pollos, pero el sueño del padre es instalarse como granjero y cultivar verduras para el mercado coreano estadounidense. La madre, sin embargo, preferiría vivir en una ciudad, cerca de un hospital, pues el hijo menor, David, está enfermo del corazón.

Guión

Este guión es bastante personal y se nota en la forma en cómo se cuenta la historia. Es escrito por el mismo director de la película, Lee Isaac Chung, un cineasta y guionista estadounidense con raíces surcoreanas, y relata varias experiencias vividas por él en su niñez. Aunque confieso que me pareció una historia muy lenta y tediosa, entiendo el punto al que quería llegar. Quedan muy bien expresadas las posiciones de los padres durante toda la película y la inocencia de un niño que va a descubriendo, poco a poco, que la vida no es color rosa. Hay diálogos emotivos, silencios que sobran y un personaje que se roba la atención de toda la película y para allá llegaremos. En fin, un guión lento, sin muchas emociones, pero con un sentido definido.

Personajes

El punto más interesante de esta película es uno de sus personajes secundarios. Youn Yuh-jung como ‘Soon-ja’ es uno de esos personajes que no olvidas en una película, por más aburrida que esta sea. Youn interpreta a la abuela del protagonista, una mujer con un carisma exacerbado que encanta a cualquiera. La actuación es abrumadora y merece, por amplia ventaja, el Óscar a la mejor actriz de reparto. 

El resto del elenco hace un buen papel, pero quedan totalmente eclipsados ante Yuh-Jung, aunque hay que aplaudir la actuación del niño Alan Kim como ‘David’, quien también hace un trabajo magistral. No por nada se llevó el SAG al actor revelación, premio que quizás fue el más emotivo de la gala. Steven Yeun, conocido por su papel de ‘Glenn’ en The Walking Dead, hace de ‘Jacob Yi’, padre de David y Han Ye-ri como ‘Mónica Yi’, hace de la madre del protagonista. 

Conclusión

Minari no está ni cerca de ser la nueva Parásitos. Para empezar, son tramas distintas, lenguaje cinematográfico diferente y dos emociones equidistantes. Por un lado Minari apela al sentimentalismo, a la unión familiar, al descubrimiento, mientras que Parásitos es un thriller de comedia negra excelentemente ejecutado. 

Aunque Minari se haya llevado alabanzas de críticos y público en general, me parece una película lenta y poco interesante, muy al estilo de Nomadland. Si te gustan este tipo de largometrajes, por supuesto que la disfrutarás, pero si esperas algo con más ritmo, te aburrirá totalmente. 

Una crítica de C. Revilla

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí