#OpiniónCinéfila: El Diablo a todas horas

0
464

Sabemos que el 2020 ha sido un año fatal para la industria del cine, sin embargo, las plataformas digitales y algunas productoras han intentado hacer algo al respecto y se han encargado de darnos contenido que, dependiendo de las personas, puede considerarse de calidad o no. 

Ante el inminente retraso de la temporada de premiaciones, las distintas galas harán lo posible por tomar lo mejor del cine del 2020 sobre todo tomando en cuenta plataformas como Netflix, Amazon Prime, HBO MAX y Disney Plus entre otras.  Y hablando de eso, nos encontramos con una película que será tomada en cuenta para esta temporada: El diablo a todas horas.

Sinopsis

La historia se centra en Arvin Rusell, quien es criado por su abuela Emma tras la trágica muerte de su padre, que poco tiempo después de la pérdida de su esposa a causa de una enfermedad terminal se suicida ante la desesperación de no haber podido hacer nada por ella.

Guión

Esta película la podemos dividir claramente en 2 partes y no solo porque la historia se divida así, sino que realmente parecen 2 películas distintas. La primera parte es una introducción muy bien pensada. La historia de los padres del protagonista (en este caso Tom Holland) es cruda y con una carga emocional muy fuerte. Eso nos sirve para entender un poco la psiquis del personaje de Holland y lo que lo rodea. Los diálogos están muy bien hechos y eso hace que la estructura del guión sea más concreta hacia lo que se quiere buscar, pero eso sólo se logra perfectamente en la primera parte. La segunda parte carece del tiempo para desarrollar la historia y por ende, se ve como que todo es apresurado de manera intencional, para terminar el largometraje. 

Personajes

Hay un desfile de excelentes actores en esta película. El protagónico recae en Tom Holland, quien sorprende con la sombría y cruda interpretación de “Arvin Russell”. Su perfil está perfectamente justificado por la historia de su niñez y las acciones de sus padres, así que como personaje está muy bien escrito y actuado. Sin embargo, son 2 secundarios los que, para mí, destacan por sobre todo el cast. Por un lado tenemos a Bill Skarsgård interpretando a “Willard Russell”, padre de Arvin. Un joven quien después de sobrevivir a la Primera Guerra Mundial, regresa a su casa con las consecuencias que esto trae. Por su parte, Harry Melling como “Roy Laferty” tiene una de las mejores escenas en toda la película y su actuación es aplaudible y merecedora de premios. 

Mención honorífica

Lo otro destacable, además de las actuaciones, es la historia y la connotación religiosa en esto. Es decir, independientemente de la religión que profeses, la premisa se puede adaptar y la sensación que transmite el film se verá reflejada. Así que, muy buen trabajo al respecto. 

Conclusión

Sin duda alguna, “El Diablo a todas horas” será una película a tomar en cuenta en la temporada de premios. Quizás no sea la mejor en aspectos técnicos, pero a nivel actoral y en historia, resalta. Lo malo de todo, es que se nota la diferencia entre las 2 partes de la película e increíblemente, me interesó más el inicio de la misma que el resto. Eso no quita que sea un buen largometraje, pero sí pudo haber sido mejor.

Una crítica de C. Revilla.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí