Los niños mandan en casa: estas son las mejores series infantiles que marcaron una época

0
424
Oliver y Benji.

La televisión llegó a España en 1956. Diez años después, a TVE le acompañaría La 2, UHF en aquellos primeros tiempos. Y a partir de ese momento, habría que esperar hasta la década de los 90 para el desembarco de las cadenas privadas: Antena 3 y Telecinco. Después llegarían otras como las cadenas autonómicas, plataformas de pago de televisión por satélite como Vía Digital o Digital+, Cuatro y La Sexta, la TDT y, las más recientes de todas, nuestras queridas plataformas de streaming como Netflix, HBO, Amazon Prime Video o Movistar+.

Desde aquel 28 de octubre de 1956 muchas cosas han cambiado en nuestro mundo, y por consiguiente, en la pequeña pantalla. Pero si hay algo que se ha mantenido intacto ha sido el interés por ofrecer al público infantil el mejor entretenimiento. Programas ha habido muchos, desde Los Chiripitifláuticos -que mantenían en vilo delante de la tele a los que hoy ya rozan los 50-, La Casa del Reloj, los recordados Los Payasos de la Tele -con Gabi, Fofo y Miliki como estrellas de unos espectadores entregados a sus canciones-, La bola de cristal, Barrio Sésamo, El Club Megatrix, El Club Disney, Los Lunnis… y así podríamos seguir hasta aburrirnos.

Pero también ha habido series, o dibujos animados como todos nos referimos a ellos. Series y personajes que han marcado a generaciones enteras, que todavía hoy, aunque ya muchos pinten canas, podrían cantar sus sintonías e incluso recitar algunos de sus diálogos. ¿Quién no recuerda a Calimero, Marco, Oliver y Benji o Heidi? ¿Y cuántos no se habrán ido a la cama con la Familia Telerín o Los Lunnis? Nombres que conforman una larga lista que se hace infinita. Por eso, ahora que los más pequeños están en casa de vacaciones, quereos recordar cuáles son las 5 mejores series infantiles que marcaron una época, y a los que en ella crecieron.

La Familia Telerín (Década de los 60)

“Vamos a la cama que hay que descansar, para que mañana podamos madrugar”. ¿Quién no recuerda este estribillo? A partir de 1964 se hizo tan famoso como los hermanos que lo cantaban: Cleo, Teté, Maripí, Pelusín, Colitas y Cuquín. Los niños españoles de aquellos años sabían que cuando La Familia Telerín aparecía en sus pantallas había llegado la hora de irse a la cama, porque ellos eran los encargados de anunciar que la programación infantil había llegado a su fin, y le tocaba el turno a los contenidos pensados para los más mayores. Hoy siguen siendo muchos los que tararean esta canción, y no solo aquellos que crecieron con ellos. Se ha convertido en todo un símbolo de la televisión de nuestro país.

Heidi (Década de los 70)

A lo largo de los años 70 llegarían series de dibujos animados que se han quedado en la memoria colectiva de nuestro país como Marco, La abeja Maya, Érase una vez… el hombre, y como no, la siempre recordada Heidi. Basada en un libro infantil de 1880 de la escritora suiza Johanna Spyri, esta serie japonesa se centra en su protagonista, Heidi, una niña huérfana que vive con su abuelo en los Alpes suizos cercanos a la frontera con Austria. Allí es feliz haciendo de las suyas con su inseparable amigo Pedro y su perro Niebla. Eso sí, aunque la serie se emitiese por primera vez en los 70, lo cierto es que cualquiera sabría reconocer esta cabecera ya que ha formado parte de la parrilla televisiva infantil durante muchos años, incluso ahora puede verse en algún canal de la TDT.

D’Artacán y los tres mosqueperros (Década de los 80)

Basada en la obra Los tres mosqueteros, de Alejandro Dumas, esta serie de dibujos animados que ha hecho de las delicias de varias generaciones está protagonizada por animales, perros principalmente. El protagonista, D’Artacán, parte a París para convertirse en un mosquetero, donde conoce a sus tres inseparables: Amis (Aramis), Dogos (Athos) y Pontos (Porthos). Juntos a ellos vivirá interminables aventuras mientras luchan contra los malvados planes del cardenal Richelieu. También tiene tiempo para el amor, ya que se enamora de Julieta, sobrina del señor Bonancieux y doncella de confianza de la reina.

Campeones – Oliver y Benji (Década de los 90)

¿Quién no se acuerda de aquellos interminables partidos que duraban varios capítulos? Seguro que más de uno sonríe al recordar aquel campo que parecía que daba la vuelta al globo terráqueo y a todos los que corrían detrás del balón, con Oliver a la cabeza. Él y su inseparable amigo Benji marcaron a toda una generación que soñaba con triunfar sobre un terreno de juego. Tom Baker, Bruce Harper, Ed Warner o los gemelos Derrick también deleitaron a los más pequeños con sus jugadas en aquellos campos llenos de un público entregado, a pesar de que se trataba de una liga universitaria.

Los Lunnis (Década de los 2000)

Podríamos decir que son la versión moderna de La Familia Telerín, porque han mandado a la cama a los niños españoles nacidos a partir de los 2000. Lupita, Lublú, Lucho, Lulila, Lubina, el Profesor Lutecio, Lulo, Lula, Lumbrela, Lunicef son son seres extraterrestres que habitan en el mundo de Luna Lunera. Allí deben resolver todo tipo de enredos y problemas, algunos causados por el pirata Lucanero, que tiene ansia de robar el Gran Libro Mágico de la bruja Lubina. Desde su estreno en 2003 hasta 2009 fueron algunas de las figuras más conocidas de la cadena pública, junto con la cantante Lucrecia que les acompañaba en sus aventuras. Todavía hoy, los más pequeños pueden disfrutar de ellos en Clan con un formato completamente renovado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí