Madonna y el elixir de la eterna juventud

0
493
En la imagen Madonna junto al portugués Dino D'Santiago, que actuará en julio en La Mar de Músicas LA MAR DE MÚSICAS (Foto de ARCHIVO) 29/5/2019

La irrupción de Madonna en el mundo de la música fue un auténtico terremoto que con el paso de los años solo incrementó su intensidad. Bailes, videos, canciones y giras mundiales que se hicieron parte del debate mediático de cada rincón del planeta acompañan a la artista desde que decidió darse a conocer.

Pero todo tiene un costo y en el caso de Madonna, el tiempo fue el precio a pagar por tantos excesos, esfuerzos sobre humanos y límites rotos. Al menos así lo ha hecho saber desde sus redes sociales en las últimas publicaciones que ha compartido, dando a entender que ahora se da permisos y licencias que antes no hubiese pensado.

Aunque nadie es ajeno al paso del tiempo, la intérprete de Like a Virgin ya tuvo que enfrentarse a la cancelación de una gira mundial llamada Madame X por los dolores que sentía en la cadera al bailar. El gran esfuerzo que realizó por años, comenzó a pasarle factura en los huesos y no quedó otra opción que intervenir quirúrgicamente, aunque esto sirvió más bien de inspiración para dejar en claro que “Madame X es una superviviente… Bonitas cicatrices”, mensaje que dejó en Instagram mientras mostraba la cicatriz de aquella operación.

También las marcas en sus piernas por la ventosaterapia o Cupping a la que se somete fueron protagonistas en la imagen, dejando en claro que nadie más que ella entiende que el calendario avanza y no tendrá excepciones, incluso con Madonna, la misma que decidió besar a Britney Spears y Christina Aguilera en un escenario hace unos cuantos años ya.

Pero no solo eso. También un pequeño tatuaje en honor a sus hijos aparece en el cuerpo de la cantante de 62 años, con la inscripción LRDMSE por las iniciales de cada uno de sus seis pequeños. El primer tatuaje, la primera marca con tinta en su piel que se une a las rojizas manchas y aquella cicatriz, esas que demuestran que la autora de espectáculos dignos del rechazo del mismísimo Vaticano, es humana y que ahora, tras años de entrega a la música y a sus hijos, se da permiso para tener la juventud que se vio limitada entre cámaras y noticias.

No esconde su edad, no esconde los trucos, no baja la mirada ante los cambios y medidas necesarias para mantenerse en la cima, para seguir siendo la Reina del Pop. No escatima en decisiones para satisfacer las exigencias de su público, porque quiere seguir en la cúspide, porque quiere seguir siendo Madame X, Madonna.

Pero, ¿cuánto cuesta este cambio? ¿Qué hace? Pues los cambios en la cantante datan desde inicios de su carrera, con cuidados extremos que con el tiempo se convirtieron en cambios mucho más extremos, como los que desde 2010 se han notado con mayor frecuencia y evidencia. Rellenos, cirugías, tatuajes y ventosas, son algunos de los puntos en la lista de la gran artista musical.

A comienzos de la década del 2010, se estimaba un gasto por encima del medio millón de euros al año para su mantenimiento corporal, sin embargo, los últimos años hacen más notoria la intervención constante a la expone su cuerpo, teniendo un aumento considerable de intervenciones y también, del gasto.

Los expertos que opinan sobre la apariencia reciente de Madonna aseguran que ya son incontables los procesos estéticos a los que se ha sometido, haciendo mención de diversos tratamientos exclusivos y costosos, como el ácido hialurónico y poliláctico, que junto a los convencionales y conocidos, ascendería a un total cercano al millón de euros cada 12 meses.

Una cifra al alcance de pocos y de gran calidad, que en medio de la cuarentena por el Covid pudo llevarse a cabo con más calma y revelar la cantidad de cosas que hace en simultáneo, por medio de stories revelando su cuerpo en medio de cuidados, cicatrices y esa juventud que se debía, la misma que ahora puede llevar a cabo con calma y con mucho dinero.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí