Los nuevos retos a los que se enfrenta el mundo cinematográfico tras la pandemia

0
912
25/7/2020

La industria de cine se ha visto afectada tras la llegada del coronavirus en distintos países de todo el mundo. Ha dejado a muchas personas sin trabajo y con pérdidas abismales de miles de millones de euros dentro del sector cinematográfico, al verse imposibilitada la ejecución de rodajes de cintas desde el mes de marzo. 

Esto ha generado que los estrenos de las películas para este año se hayan pospuesto, según las fechas previstas. Sin embargo, hoy en día las plataformas digitales, han significado una luz al final del túnel, al ser el plan B de diferentes productores de cine.

Y seamos honestos, son numerosas las pequeñas y grandes productoras que han optado por los servicios de streaming, incluso mucho antes de la pandemia, al considerar sus múltiples beneficios en el área de comercialización de películas digitales. 

En el caso de Europa, se demostró una caída considerable en las ganancias taquilleras, donde los cinéfilos se han visto obligados a ver las películas desde sus casas, debido al distanciamiento social. Las personas han resuelto ese problema de manera fácil y rápido, adquiriendo alguna membresía o descargando películas online, sin tener que hacer esperar meses para ver su cinta favorita. 

El ingenio detrás de la pandemia mantiene vivo el cine

Mientras tanto, los cines deciden ingeniárselas, para continuar preservando sus servicios después del cierre de los mismos.  Una de las formas en la que los cines independientes buscan posibles soluciones, se basa en una propuesta de reestructuración de las salas, al cumplir con las medidas de distanciamiento de un asiento a otro, aunque esto debe esperar la aprobación del gobierno para que ese posible escenario sea evaluado. 

Las películas desde balcones y los autocines, mediante proyecciones gigantescas, son otra de las modalidades adoptadas por los amantes de las películas para así entretenerse durante la cuarentena, sin perderse ningún estreno.

Autocine de Ontinyent Autocine de Ontinyent 13/7/2020

Lo que sabemos es que muy pocos están filmando en este momento, y quizás por un buen tiempo veremos un notable retraso en las operaciones activas de la pantalla grande, implicando la pérdida de dinero, no solo para las casas productoras, sino para los trabajadores y dueños de los cines.

En consecuencia a lo anterior, se debe considerar la aplicación de las exigentes medidas sanitarias durante cada rodaje, en las que se ven implicados, tanto los productores como los técnicos y actores, incluso una vez se levante el confinamiento. Como ejemplo, presentamos la película de Mad Max, donde se requieren alrededor de 250 personas para hacer posible la grabación, sin contar los extras; esto es casi imposible de controlar.  

Pero a pesar de las circunstancias, el mundo del cine continuará explorando los nuevos horizontes para lograr grabar en tiempos de pandemia, y así llevarles las mejores historias a los amantes audiovisuales, siempre a la par de las nuevas tecnologías y los diferentes escenarios globales que se presenten.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí