Las historias familiares reales que se esconden tras dos famosas películas de terror

0
319

Algo tienen las películas de terror que las hace irresistibles. Entre el morbo que produce ver algo que posiblemente nos dé un buen susto o que estén directamente relacionadas con algo oculto, se hacen muy atractivas. Pero, ¿qué pasa cuando lo oculto se vuelve demasiado real? ¿Y si es tan real como para amenazar a vuestra familia? Es entonces cuando debéis tener miedo, como el que vais a sentir cuando leáis las historias reales sobre familias que inspiraron películas de horror.

Uno de los hechos de terror que más ha sido tomado en cuenta por los productores para hacer películas es la de las familias De Feo y Lutz, quienes protagonizaron las vivencias que dieron pie a Terror en Amityville. Los horrorosos sucesos rodearon primero a los De Feo, ya que la noche del 13 de noviembre de 1974 Ronald De Feo, hijo mayor de la familia, asesinó con un rifle a sus padres y a sus cuatro hermanos. Un año después, en su juicio, Ronald declaró haber matado a su familia porque unas voces provenientes del interior de la casa se lo ordenaron.

Ronald De Feo, siendo procesado por la justicia.

Posteriormente, a finales de la década de los 70´s, la familia Lutz se mudó a la misma casa y después de sólo 28 días decidieron abandonarla, puesto que aseguraron haber tenido experiencias sobrenaturales, que iban desde un exceso de moscas en la casa, hasta apariciones demoníacas y miembros de la familia levitando. Si queréis saber más sobre esta historia, debéis ver las películas basadas en ella… ¡si os atrevéis, claro!.

Otra familia que lo ha pasado bastante mal y cuya historia sirvió para un film de horror, son los Perron. Protagonistas, sin quererlo, de los hechos que inspiraron Expediente Warren. Esta familia se mudó a una granja colonial en Harrisville, Rhode Island, donde vivieron nueve años atormentados por diversos fenómenos.

Desde toques en las puertas de la casa y las habitaciones durante las madrugadas, hasta horribles apariciones, los Perron registraron innumerables experiencias paranormales en sus años en la granja. Por ello, decidieron llamar a Ed y Lorraine Warren, renombrados investigadores paranormales, quienes ayudaron a la familia a combatir con las entidades que se manifestaban.

Los investigadores paranormales Ed y Lorraine Warren.

La más violenta de las apariciones era la de una mujer llamada Batsheba, que según los Warren, quería poseer a Carolyn, madre de los Perron. Después de dar con su nombre, descubrieron que Batsheba fue una mujer acusada de brujería y satanismo que habitó la granja hasta su muerte en 1885 y que, según relata la leyenda, sacrificaba niños en el terreno para rendirle culto al diablo.

Contrario a lo que se relata en la película, los Warren no lograron solucionar definitivamente los problemas en la casa, por lo que la familia Perron se vio obligada a mudarse. Andrea, una de las hermanas Perron, escribió en 2011 el libro House of Darkness, House of Light, donde relata las horribles experiencias que atravesó durante su estancia en esta casa.

Toda película cuenta con una historia, pero cuando esta traspasa los límites de la pantalla es momento para tener miedo verdadero. Esperamos que con estas recomendaciones, paséis unos buenos sustos en familia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí