Piensa en algo que no harías con tu propia hija. ¿Ya? Pues Johnny Deep lo ha hecho

0
384

Johnny Deep vuelve a estar en el ojo del huracán justo cuando parecía que las aguas se habían calmado. El motivo son unas revelaciones que el propio actor ha hecho durante el juicio por difamación contra el medio The Sun.

Esta semana, el actor llevaba a juicio al citado medio, al que demandó por acusarle de haber golpeado a su ex esposa Amber Heard. En la sala hubo un intercambio de acusaciones y entre ellas, el uso de drogas por parte de Deep como un problema.

Por un lado, el actor negó rotundamente haber golpeado a su ex mientras que, por el otro, admitió sin tapujos haber abusado de estas sustancias y de haber tomado “todas las drogas conocidas por el hombre”. “Si esto está mal visto para vosotros, agradezco lo que pensáis”, dijo. “Pero estaba criando a una hija y, en lo que a mí respecta, estaba siendo un padre responsable”.

Un tema llevó al otro y salió a relucir el momento en el que supuestamente le había ofrecido drogas a su propia hija, Lily-Rose Deep, fruto de su matrimonio pasado con Vanessa Paradis, cuando era tan solo una preadolescente.

Fue entonces cuando el pirata más famoso Caribe confesó los hechos. Y es que, al parecer, alguien le ofreció marihuana a la menor en una fiesta, al padre no le pareció lo más adecuado y sacó su propio suministro diciéndole a su hija que prefería que probara este tipo de cosas de alguien de confianza y de calidad en lugar de las sustancias que le podía ofrecer un extraño.

“Es un problema de seguridad; es un padre preocupado por su hija en este tipo de situación “, explicó Depp. “Tenía solo 12 años y dijo que no sabía qué hacer. Le dije: ‘Escucha, cariño, si estás en una fiesta y alguien te entrega el porro, coge el porro y pásalo a la siguiente persona. Por favor, no experimentes con drogas con personas que no conoces”, relató Johnny en su alegato ante la corte.

También aseguró haber mantenido una larga conversación con Lily-Rose, quien ahora tiene 21 años, sobre la honestidad y la confianza, previa aprobación de su madre respecto a que la menor probara la marihuana que le ofrecía su propio padre. Una vez la hubiera probado el mismo para asegurarse de que era de calidad, por supuesto.

“No quiero que una niña de 13 años entre en una especie de caída paranoica”, argumentó Depp. “Quiero que ella confíe en mí. Si mi hija dice que estaba lista, estaba lista. Quería asegurarme de que la configuración fuera perfecta, poner la televisión familiar, llenar el refrigerador con helado, llenar el congelador, hacer una situación en la que la experiencia sea lo más placentera posible”, concluyó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí