“Escena del crimen: desaparición en el hotel Cecil”: ¿Conspiración, un suceso paranormal o mala suerte?

0
225

La nueva miniserie documental de Netflix que en 4 capítulos desglosa paso a paso uno de los casos más controversiales ocurridos en el Hotel Cecil, ubicado en los Ángeles, California, en el año 2013. Un suceso que dejó una huella indeleble en millones de cibernautas desde su difusión, pero que ahora tiene un cierre definitivo.

El caso de Elisa Lam, una joven de 21 años que desapareció durante 19 días y posteriormente se halló su cuerpo sin vida en el tanque de agua de uno de los hoteles con peor reputación en la ciudad de los Ángeles, ha dado la vuelta por todo el mundo, luego de que la policía difundiera un escalofriante vídeo de ella en un ascensor, momentos antes de su desaparición.

¿Se trata de un caso paranormal?

Lo interesante de esta serie documental, es que tocan a fondo cada punto y cada teoría que surgió sobre este caso. Y al ser una investigación en la que civiles, pero sobre todo personas en Internet, intervinieron de manera activa, fue necesario aclarar muchos hilos sueltos con pruebas, que en su momento no salieron a la luz pública.

Una de las primeras especulaciones que surgieron, fue la posibilidad de que Elisa Lam haya sido poseída por espíritus del hotel y esto la impulsara a entrar al tanque. Hablando en diversidad de foros y canales de YouTube, se llegó a esta conclusión, debido a que el Hotel Cecil tiene un largo recorrido de huéspedes con creencias satánicas, asesinos, suicidas y más.

Uno de los vídeos más reproducidos durante la investigación tanto por la policía como las personas involucradas, fue el momento en el que Elisa Lam estando en el ascensor del hotel mantuvo un comportamiento errático; salía y entraba, presionaba los botones, parecía hablarle y huirle a alguien que no se veía en la cinta.

Pero, además, las personas en los foros de Internet repetían constantemente que este vídeo de seguridad había sido alterado para que se omitieran detalles importantes y así poder encubrir al posible culpable.

Por otro lado, muchas personas que lo han visitado llegan a una misma conclusión: «Una energía negativa y pesada ronda en los pasillos y habitaciones del Cecil». Pero esta teoría ‘paranormal’ para la policía está totalmente descartada. ¿Fue un asesinato planeado?, ¿hubo una conspiración por parte de la policía?

Lo que se deja claro en este documental, es que el vídeo si fue alterado, pero no por personas externas o trabajadores del hotel, sino por la policía, que decidió difundir la cinta de esta manera para proteger detalles del caso.

Además, algo que determinó que la muerte de Elisa Lam no fue un asesinato, es que su cuerpo no poseía ninguna agresión física y los análisis hechos arrojaban que tampoco fue sometida a abuso sexual, ni estaba bajo los efectos de alguna droga.

¿Un caso con mala suerte?

Aunque es difícil creerlo, en el documental se llega a la conclusión de que este caso solo fue un suceso de mala suerte para una chica que viajaba sola y deseaba vivir experiencias diferentes.

Prueba 1: Elisa Lam sufría de bipolaridad tipo 1 con brotes psicóticos, y alucinaciones. Esto fue reafirmado por su familia, personal del hotel que la vio actuando de manera extraña y los productores de un programa de televisión en vivo al que la chica asistió el mismo día de su desaparición y que afirmaron ver a la chica con comportamientos extraños.

Prueba 2:  Había una escalera de emergencias abierta a todo público que daba salida a la azotea donde se encontraban los tanques.

Prueba 3: La escotilla del tanque de agua permanecía abierta, por lo que cualquier persona podía acceder a este.

Prueba 4: El informe forense estableció que Elisa Lam arrojaba en sus exámenes toxicológicos dosis bajas de la medicación que debía tomar para evitar brotes depresivos y alucinaciones.

Conclusiones sobre el documental

En consecuencia, este documental deja un mensaje muy importante sobre el uso de las redes sociales, y el poder que tienen sobre la información que difundimos. Ya que durante mucho tiempo, debido a la cantidad de personas que deseaban ayudar e investigar, el caso de Elisa Lam se tergiversó entre la comunidad de Internet, encontrando culpables donde no había y arrojando teorías sin bases sólidas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí