El malestar por la decisión de Warner se extiende a otros actores

0
683

Un verdadero huracán ha significado para el sector cinematográfico la reciente decisión de Warner Bros de lanzar por la plataforma HBO Max los estrenos de sus producciones que por la situación pandémica no ha podido llevar a las pantallas de cines del mundo. 

Sin embargo, aunque algunas salas están abriendo lentamente sus espacios en muchas ciudades, Warner luego de hacer un experimento con Tenet, pudo comprobar que la asistencia a las salas no le va a generar un ingreso importante o significativo, lo que se podría traducir en pérdidas ante la inversión que cada film representa para las casas productoras y a Warner como distribuidor.

Pero a Warner posiblemente le venga una tormenta de demandas. Will Smith, Hugh Jackman, Denzel Washington, Margot Robbie y Keanu Reeves (protagonista del esperado Matrix 4) han anunciado por medio de sus representantes que podrían demandar a la empresa distribuidora por esta decisión, ya que consideran que no fueron tomados en cuenta y se reunieron sin avisar con la gente de HBO Max. 

Uno de los motivos que podría llevar a este grupo de actores a demandar a Warner, es por el acuerdo que llegó la empresa con figuras como Gal Gadot o la directora Patty Jenkins, quienes sí fueron notificadas de la acción de Warner y recibirán una cuantiosa cantidad de dinero, situación que no pasó con el grupo demandante.

Michael Nathanson, quien es fundador de una firma de investigación de medios, ha declarado que esta situación ha molestado a muchas figuras importantes y productores, principalmente a aquellos que han logrado que Warner Bros se mantenga como uno de los lugares tops, donde el talento y la creatividad tienen las puertas abiertas. Esta decisión perjudica notablemente la confianza que muchos talentos y productores habían colocado en Warner y que ahora se puede perder por sus apresuradas decisiones.

Sin embargo ante toda esta situación, hay un factor determinante y por supuesto el más importante que tanto Warner, HBO y los actores y productores no han mencionado, y es la opinión de los espectadores, ya que ellos al final son los que irán al cine o pagarán un una afiliación a los servicios de streaming para ver sus producciones.

Muchos expertos opinan que el público no tendrá más opciones que aceptar esta modalidad nueva de ver sus estrenos por medio de las redes streaming, obviamente en artefactos como televisores, monitores de ordenadores, tabletas y hasta smartphones, lo cual reduce la calidad de los efectos especiales de las películas y hasta la imagen. También es difícil hacer un balance definitivo sobre las fechas en que la pandemia ya sea controlada y abrir las salas como antes. En este sentido, la decisión final la tomará el espectador, quien decidirá si verá estos estrenos por las redes o esperará a que sean proyectados en pantalla grande.

Productoras, actores, guionistas, técnicos y todos aquellos que trabajan en la industria, tendrán que pasar por esta modalidad para continuar brindando nuevas producciones, ya que posiblemente sea la única forma de recuperar la millonaria inversión que cada productora hace al realizar un film.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí