¿Dónde viven y cuánto pagan los principales colaboradores de Sálvame?

0
611

Son algunos de los rostros más populares de la televisión española. Acompañan, tarde tras tarde, a millones de personas ansiosas de entretenimiento, pero también poseen una vida privada que, en muchas ocasiones, también se convierte en un tema de debate en el programa que trabajan. Estamos hablando del ya veterano Sálvame, el programa de referencia del mundo del corazón, una garantía de éxito total para Telecinco y su particular manera de concebir la industria del entretenimiento.

Uno de los debates que ha surgido en las últimas se ha centrado en las desventuras de Terelu Campos, cuya mudanza a su nueva mansión de la localidad madrileña de Aravaca se vio completamente paralizada por efectos del maldito coronavirus. Sobre sus nuevas condiciones de vida, fue la propia hija de María Teresa Campos la que reconoció que su nueva casa le costará 2.500 euros al mes, una auténtica fortuna para la inmensa mayoría de los españoles.

Y a colación del pastizal que la supondrá vivir ahora a Terelu Campos, algunos de los colaboradores de Sálvame no dudaron en hacer público lo que se gastan en cuestiones de residencia. Y pobres, pues la verdad es que no parecen.

Uno de los que menos, por supuesto, es Kiko Matamoros, quien desveló que vive junto a su joven novia, Marta López Álamo, en una casa de 170 metros cuadrados, ubicada en el barrio de Salamanca, por la que paga 3.500 euros mensuales. En todo caso, y por increíble que parezca, algo más barata que alguna de las anteriores en las que residieron.

https://www.instagram.com/p/B_p66mfIQXE/

Otra que se acaba de cambiar de domicilio ha sido Mila Ximénez. La colaboradora ha pasado su confinamiento en soledad en su nueva casa del barrio madrileño de Chamartín. Se trata de una amplísima residencia de más de 200 metros cuadrados que le sale por 2.700 euros mensuales.

Solo 200 euros menos, 2.500 concretamente, tiene que pagar religiosamente María Patiño por vivir en un lujoso ático de techos altos y 140 metros ubicado en Chamberí. Mientras, uno de los últimos en llegar a Sálvame procedente de los debates de Gran Hermano y Supervivientes, Miguel Frigenti, aseguró pagar 750 euros por vivir en un modesto apartamento junto a su novio.

Y luego están los que tienen casa en propiedad. En este terreno, por ejemplo, Gema López reside en una vivienda en el sureño barrio de Legazpi, de más de 100 metros cuadrados, por la que pagó 350.000 euros. O el caso de la veterano Chelo García-Cortés, cuya propiedad en la localidad barcelonesa de Casteldefells le costó 450.000.

Por último, y que sepamos, está el caso de Lydia Lozano, que vive, junto a su inseparable Charly, en un impresionante chalet de la zona de Alfonso XIII. Una residencia valorada en 1,5 millones de euros, que cuenta con 236 metros cuadrados, tres plantas y jardín.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí