Reese Witherspoon, a juicio por incumplir una promesa durante la cuarentena

0
522
Reese-Witherspoon

Hay veces que intentar hacer un acto de buena fe se puede convertir en un arma de doble filo. Esto es justo lo que le ha pasado a la actriz Reese Witherspoon, quien se había comprometido a donar unos vestidos durante la cuarentena que jamás llegaron a su destino.

Según informa el medio TMZ, Reese lanzó un concurso a través del perfil de su marca de ropa, Draper James. Esta lo anunció en su perfil de Instagram semanas previas al encierro a causa de la cuarentena. Mediante este gesto, la intérprete pretendía regalar trajes a los profesores con la intención de hacer su particular aportación en la lucha contra la pandemia del coronavirus.

https://www.instagram.com/p/B_-XpOOAx5d/

“Estimados maestros: Queremos decir gracias. Durante la cuarentena vemos que trabajan más duro que todos para educar a nuestros hijos. Para mostrar nuestra gratitud, a Draper James le gustaría darles a los maestros un vestido gratis“, dijo Witherspoon.

Hasta ahí, todo fenomenal. El problema llega cuando las promesas no pueden llegar a ser cumplidas por una imprevista alta demanda. En el texto del concurso se les pasó por alto el detalle de recalcar que solo donarían 250 unidades. Lo que sí dejaron claro es que la oferta era válida “hasta agotar existencias” y, para cuando este se cerró, casi un millón de maestros habían dejado su solicitud, en la que, por cierto, Draper James pedía una gran cantidad de información personal.

https://www.instagram.com/p/B-eq_NvhuP5/?utm_source=ig_embed

Los profesores esperaron y esperaron un vestido que no llegaba, mientras que lo que sí recibían eran códigos de descuento y múltiples correos publicitarios de la firma. En ese momento, la actriz de Big Little Lies se dio cuenta del desastre y donó dinero a una organización sin fines de lucro para ayudar a las aulas de las escuelas públicas llamada DonorsChoose.

Por su parte, la marca emitió un comunicado en el que asumía no estar preparada para atender la avalancha de solicitudes recibidas y que estaban abrumados por el éxito del concurso. Declaración que de poco les sirvió a las mujeres que ahora han demandado a Reese y a Draper James.

Estas tres mujeres están demandando en nombre de todos los participantes que tenían la ilusión de recibir un vestido y, sin embargo, no han recibido absolutamente nada. Piden 12.000 dólares cada una por daños. Alegan que era de mal gusto que la marca de ropa planeara regalar tan solo 250 vestidos y que no suponían un gran gasto para Draper James, en comparación con los millones de dólares que estaban donando otros compañeros de profesión de la actriz.

También denuncian que se requiera tanta información confidencial de los solicitantes cuyo fin era puramente estratégico puesto que les ha servido para beneficiarse y hacer promoción de la firma, ya que dicho sorteo fue mencionado en TODAY y en el programa Good Morning America.

Esta demanda es un intento injusto de explotar las buenas intenciones de Draper James de honrar a la comunidad de maestros regalando cientos de vestidos gratis. El hecho de que los suministros eran limitados, de modo que no se podía proporcionar un vestido gratis a todos los maestros que respondieron, se reveló y no es base para una demanda. Draper James espera defender este caso, continuar sus esfuerzos para reconocer las contribuciones extraordinarias hechas por los maestros durante este tiempo de necesidad y ser reivindicado en la corte “, explica la defensa de Draper James tras el altercado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí