Las cinco peores películas de Pedro Almodóvar

PUBLICIDAD

- Advertisement -

La última película de Pedro Almodóvar, la magnífica Dolor y gloria, optará a 16 premios Goya en la próxima edición de los galardones. Se trata, sin duda, de una de las mejores películas del director manchego, el cineasta español más reconocido de las últimas décadas y, probablemente, de toda la historia del séptimo arte en nuestro país.

Aunque es una cuestión de gustos, y sobre gustos, en contra de lo que se piensa, sí que hay mucho escrito pero nadie se lo ha leído, hoy ofrecemos un particular ránking sobre las cinco peores películas de la filmografía de Almodóvar. No están, por motivos obvios, ni Mujeres al borde de un ataque de nervios, ni Volver, ni Todo sobre mi madre, verdaderas obras de arte, pero sí otras que casi nadie entendió. Son, con todo el respeto y la subjetividad por bandera, las siguientes:

1. Los amantes pasajeros (2013)

- Advertisement -

Con diferencia, la peor de las 21 películas que ha filmado Pedro Almodóvar. Un bochorno considerable. No hay por donde coger esta sátira de tripulaciones aéreas en la que, por no salvarse, no lo hacen ni las actuaciones de actores de indudable prestigio como Javier Cámara, Raúl Arévalo o el mismísimo Antonio de la Torre.

2. La mala educación (2004)

Como no podía ser de otra manera, el cine de Almodóvar está lleno de sus obsesiones. No hay un director que le saque más provecho a sus traumas que el director manchego. Para bien y para mal. Cuando no es capaz de salir de ellas, factura filmes como La mala educación, con el reflejo de la autoridad mal entendida en los colegios de la dictadura (tema tan real como espinoso), exprimido hasta el ridículo. Todo es tan turbio que agota.

3. Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón (1980)

Porque la hizo Almodóvar y, sobre todo, porque comparte director con algunas de las mejores películas del cine español de los últimos 40 años. Pero, vista hoy, y lo peor, vista en cualquier momento, contiene historias que provocan verdadera vergüenza ajena. Por mucho que se haya convertido en todo un símbolo de La Movida, o quizá también por esto.

4. Kika (1993)

Cuando se pone estupendo, a Pedro Almodóvar le puede salir o muy bien o muy mal. No hay término medio. Al director más laureado del cine español le dio por introducirse, de alguna manera, en el mundo de la ciencia-ficción y ni siquiera Victoria Abril, una de sus primeras musas, entendió su papel de Andrea Caracortada en Kika.

5. Los abrazos rotos (2009)

Ni siquiera el indudable talento de Penélope Cruz salva esta larguísima película, la más extensa y enrevesada de la filmografía de Almodóvar. Tampoco el guion, uno de los puntos fuertes del enorme arte del ganador de dos Oscars de la academia de Hollywood, se salva en una película en la que el espectador se pierde constantemente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí