Fue misionera mormona y ahora se dedica a un trabajo bien distinto

PUBLICIDAD

- Advertisement -

Addie Andrews, una joven actriz de 30 años, reveló en una entrevista publicada en el New York Post que de pequeña era practicante en una religión que la “limitaba sexualmente” y que actualmente ha terminado siendo una de las figuras más requeridas en el cine porno.

La joven ha recordado que “el problema no es solo que el sexo antes del matrimonio está prohibido, sino que para ellos es un pecado muy grave y lo han convertido en algo vergonzoso para quien lo practica (…). Estaba muy reprimida sexualmente, parecía una monja devota“.

- Advertisement -

Cuando tenía 17 años, Addie se mudó con su familia al estado de Utah y allí llegó a ser misionera mormona. Tiempo después, se trasladó a California después de que en la boda de su hermano no le dejaron ser dama de honor porque el vestido era “poco apropiado” para los estándares mormones.

Allí le llegaron las primeras ofertas para ser actriz de cine porno y Andrews no lo dudó en ningún momento. “Me cuesta creer lo rápido que me han llegado estas increíbles oportunidades y me han tratado como una reina desde el primer día”, reconoció Addie, que también ha comentado que su familia ha tenido que aceptarlo, aunque al principio les “chocó” bastante. “Mi hermano me dijo que nunca verá una de mis películas, pero también me reconoció que nunca me había visto tan feliz y que por eso me apoya”, comentó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí