Britney Spears: el “ángel” que cayó al infierno

0
417
22 July 2019, US, Los Angeles: American singer Britney Spears arrives for the 'Once Upon a Time in Hollywood' premiere at the TCL Chinese Theater IMAX. Photo: Kay Blake/ZUMA Wire/dpa (Foto de ARCHIVO) 22/7/2019 ONLY FOR USE IN SPAIN

#FreeBritney fue tendencia en el verano pasado en alusión a la cantante estadounidense, que celebraba su libertad, la custodia de sus hijos y un nuevo renacer. Pero por mucho que sus fanáticos quieran defenderla y sentir simpatía, esta actualidad se la generó a base de malas decisiones y acciones impulsivas.

The Mickey Mouse Club marcó el inicio de una carrera que parecía perderse de vista y con el paso de los años, mostrarnos a la heredera del trono en el reinado del pop femenino, en manos de Madonna en aquel entonces. Y así sigue. Justin Timberlake y Christina Aguilera la acompañaron en el programa de Disney, con un final muy distinto.

Apenas con 17 años logró dejar el primer hit mundial en la música con Baby One More Time y estar en el podio de la música pop le hizo meritoria de un museo en su honor ubicado en Mississippi, lugar en el que nació antes de mudarse a Louisiana. Sin ser mayor de edad, ya disfrutaba de lujos, beneficios y regalos que estaban al alcance de una auténtica princesa.

Mansiones hechas, mansiones mandadas a construir, mansiones de otros famosos y cualquier oración con la palabra ‘mansiones’ está en la trayectoria de Britney Spears, porque dio casa a cada uno de sus familiares, hijos, parejas y hasta amigos que siempre estuvieron cerca. Algunos para ayudar, otros para aprovechar.

Como cantante propiamente fue dueña de escenarios únicos como el SuperBowl o unos MTV Awards. ¿Quién no recuerda aquel beso con Madonna y Aguilera? Pues Britney estaba en la cúspide, incluso fue novia de Justin Timberlake, el que también se esperaba fuese heredero del reinado del pop masculino.

Pero aquel ángel celestial que robaba suspiros en todo el planeta con una pitón en el cuello y una apariencia bastante sensual, comenzó a desprenderse de la realidad poco a poco. Un accidente, un divorcio, el cabello rapado y cada vez más noches en medio de alcohol y sustancias alucinógenas, fueron los ‘lujos’ de esta joven cantante.

Del cielo al infierno en cuestión de tiempo, como si aquello de la ‘maldición’ de las chicas Disney fuese una ley que Spears comenzaba a tallar en piedra. La lista de exclusividades, logros y trofeos es interminable entre perfumes, comerciales y hasta un juego de video propio, sin olvidar que fue jurado en un importante reality show y también llegó a participar como imagen de Pepsi cuando la marca de gaseosas dominaba el panorama televisivo con sus grandes campañas.

Actualmente, la situación de Britney no es alentadora en medio de disputas con su padre por el dinero, la custodia de sus propios hijos y en resumidas cuentas, su propia libertad, que parece no existir para esta chica que bien se asoma en su casa y ya es portada en cada medio de comunicación del mundo, dejando en claro lo sencillo que es pasar del paraíso al purgatorio en un simple corte de cabello.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí