“21 blackjack”: Hagan juego, señores

0
383

Lo que sucede en Las Vegas, se queda en Las Vegas”. Ningún lugar mejor que la capital del pecado para que allí se desarrolle la acción de 21 blackjack, una de las mejores películas sobre el mundo de los casinos que jamás se ha rodado. Dirigida en 2008 por Robert Luketic y con Jim Sturgess, Kate Bosworth y Kevin Spacey como principales protagonistas, adapta a la gran pantalla la exitosa obra Bringing Down The House, escrita por Ben Mezrich cinco años antes.

Se han hecho muchísimas películas sobre casinos a lo largo de la historia del cine, desde la monumental Casino, de Martin Scorsese, hasta la fantástica trilogía de la banda liderada por Danny Ocean, por ejemplo. Pero muy pocas, o ninguna, centrada tan estrechamente en el mundo del blackjack en su versión analógica, antecedente directo de la que hoy está tan en boga: el blackjack online, que cuenta cada vez con un mayor número de seguidores y variedad de oferta, como explican en www.casinosonlineespana.net.

Volviendo a la película, la misma cuenta la historia del MIT Blackjack Team: un equipo de jóvenes genios de las matemáticas que, utilizando técnicas avanzadas de conteo de cartas y aconsejados por un peculiar profesor del mítico Instituto Tecnológico de Massachusetts, logran saltar la banca de los principales casinos de Las Vegas.

Para ambientar de un modo completamente satisfactorio la acción, Luketic se empeñó, y lo consiguió, en rodar en un casino real. Y así fue que, aunque no pudo cerrar uno por completo, sí que pudo recrear las mesas de juego en el interior de uno de los más visitados de la ciudad del estado de Nevada.

Se da la circunstancia de que Jim Sturgess no había jugado en su vida al blackjack y que Jeff Ma, el protagonista real de la historia, puede entrar en los casinos de Las Vegas, pero tiene prohibido jugar al blackjack, ya que conoce todos los secretos numéricos de la mesa de juego. Algo similar sucedió en España con la familia Pelayo, un clan alrededor del patriarca, Gonzalo García Pelayo, que se hizo famoso por desbancar casinos por todo el mundo. En aquel caso no eran especialistas infalibles del blackjack sino de la ruleta, pero su aventura también dio lugar a una película: “The Pelayos”.

En el caso de 21 blackjack los cinco integrantes del equipo fueron asesorados personalmente por el experto jugador de cartas Kyle Morris, que reside en Las Vegas y es habitual asesor de todas las películas que tienen que ver con el juego. En señal de agradecimiento, Morris aparece como extra en la película, encarnando a uno de los múltiples repartidores de cartas que aparecen a lo largo del metraje.

La cara más conocida del reparto es Kevin Spacey que, además de interpretar al profesor Mickey Rosa, fue uno de los productores de la película. Tuvo buen ojo el protagonista de American Beauty porque el film, que costó 35 millones de dólares, recaudó más de 150 millones.

Y no solo tuvo éxito en los cines de Estados Unidos, sino que triunfó por medio mundo. España no fue una excepción. Estrenada en nuestro país el 12 de marzo de 2008, fue vista, según datos oficiales por 760.856 espectadores, lo que dejó una recaudación nada desdeñable de 4.425.435,73 euros.

En todo caso, el gran éxito de público de la película estaba bastante asegurado ya que la novela en la que está inspirada sigue dando rédito casi veinte años después de ser escrita. La obra de Ben Mezrich llegó a permanecer en la lista de los libros más vendidos en Estados Unidos durante 59 semanas consecutivas y lleva vendidos 1’5 millones de ejemplares. Además, Bringing Down The House, ha sido traducido a doce idiomas.

Curiosamente, el mismo año en el que Mezrich escribió el libro, 2003, en las pantallas de todo el mundo se estrenó una película que llevaba el mismo título, Bringing Down The House, y que nada tenía que ver. La comedia, protagonizada por Steve Martin y Queen Latifah, se pudo ver en España con el título de Se armó la gorda.

Otro de los puntos fuertes de 21 blackjack es la potentísima banda sonora que presenta, con temazos de The Rolling Stones, MGMT o Rhianna. Curiosamente, una de las canciones que suena en la película, Everybody Get Dangerous de Weezer, no forma parte del acompañamiento musical original de la cinta, ya que la pieza era un adelanto de The Red Album, el fenomenal álbum de la banda de Los Ángeles.

Ah, una última cosa. El título original de la película no es 21 blackjack, sino únicamente 21, como el nombre del popular juego de cartas que está en el origen del blackjack. ¡Hagan juego, señores!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí